Las tablets y los móviles se han convertido en el regalo estrella de para los niños desde edades tempranas, incluso ya pasó a convertirse en una herramienta de uso habitual en los centros escolares y al ser un formato táctil y manejable les permite interactuar rápidamente con el dispositivo. 

Desde estos dispositivos se pueden ver fácilmente vídeos, jugar, ver redes sociales, entre otras opciones que sino se supervisan adecuadamente puede ser perjudicial para algunos niños poniendo en riesgo sus familiares y a sí mismos. 

Consejos para el uso de la tecnología

Negociar los tiempos: la tecnología tiene muchos aspectos positivos que ofrecer pero solo si se usa de forma adecuada, es importante que los niños “conquisten” el tiempo que usaran este tipo de dispositivos, es decir luego de que hagan sus tareas escolares o actividades en el hogar, el resto del tiempo es necesario que practiquen actividades al aire libre o de otra índole. 

Configurar los dispositivos: es importante tener la certeza de que solo tendrán acceso a juegos o videos acordes para su edad, la configuración le permite a los padres seleccionar que tipo de páginas deben bloquear y que envíen notificaciones de alertas si lo que están viendo nuestros hijos no es saludable para ellos. 

Supervisar la actividad: es importante estar al tanto del tipo de actividades  a la que dedican su tiempo libre, es bueno confiar en ellos, pero no debemos perder el control, para verificar que lo que están haciendo está bien, es recomendable revisar el historial de vez en cuando. 

Asimismo, es importante hablar con ellos, que nos cuenten qué hacen durante el día , a que se dedican cuando están en la tablet o en el móvil, además, es recomendable que observen juegos de edad, que sean niños proactivos y que vean contenidos preferiblemente educativos. 

Indicarles los posibles riesgos: de la misma forma que comienzan a utilizar este tipo de dispositivos desde edades cada vez más tempranas, es importante que desde pequeños conozcan cuales son las consecuencias de un uso inadecuado de estos elementos, mediante mensajes que puedan ayudar a entender y sin crearles miedos, pero sí deben tener cuidado acerca de algunas situaciones. 

Cultivar la confianza: es esencial que los niños y adolescentes hablen con sus padres de aquello que les causa curiosidad, o aquellas cosas que les preocupan o desconocen en el mundo del internet, generar este tipo de diálogos nos permitirá detectar diferentes puntos como el interés en temas no adecuados para su edad, el bullying, entre otros. 

De igual forma, es necesario ayudarlos con sus procesos de enseñanza y aprendizaje, además si confiesan haber hecho algo que no debían hay que actuar con serenidad y darles el apoyo suficiente para resolver las consecuencias. 

Consideraciones finales 

Es positivo que los niños conozcan de primera mano la manipulación de estos dispositivos y adaptarse a la tecnología, sin embargo hay que indicarles que deben hacer un buen uso de ellas, los dispositivos no deben dominar sus días, deben tener un tiempo prudencial para el uso de estos. 

Finalmente, para los padres es una prioridad la seguridad de sus hijos, para ellos entrega la seguridad de su entorno con la asesoría y confianza de cerrajeros en barcelona capital, pero eso no es suficiente para protegerlos completamente. 

Por admin